Los hosteleros advierten al Gobierno que la reapertura de negocios es inviable si esta no se acompaña de un “marco normativo claro y sensato” sobre alquileres, movilidad y ERTE

Denuncian que el Gobierno todavía no se ha pronunciado sobre las medidas que podrían garantizar la viabilidad y la supervivencia del sector

Unos 1.000 grupos de hostelería, entre restaurantes, cadenas de restauración con locales repartidos por todo el país, incluyendo grandes referentes de Barcelona y Madrid (ver listado completo al final de la nota adjunta), han suscrito un comunicado en el que avisan al Gobierno español que la reapertura de los locales de negocio es inviable si esta no se acompaña de un marco normativo “claro y sensato” que aborde los temas pendientes en materia de alquileres, movilidad y ERTE.

Los hosteleros consideran que, antes de retomar su actividad, el Ejecutivo debe regular la figura jurídica de la cláusula “rebus sic stantibus” en el Código Civil para que, de esta forma, se fomente la cultura de la negociación contractual de los alquileres; tiene que aclarar con inmediatez cómo se articulará la flexibilización de los ERTE, y ha de eliminar las franjas horarias de restricción de la movilidad al mismo tiempo que permite las reaperturas de los restaurantes.

“Quedemos dejar bien claro que nuestra intención es retomar la actividad y fomentar la reactivación de la economía, pero, para ello, consideramos como algo innegociable que, con carácter previo, el Gobierno se pronuncie acerca del derecho contractual a la renegociación y que este debe basarse en la cláusula “rebus sic stantibus”, cuya base jurídica ha sido expuesta en las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de 30 de junio y 15 de octubre de 2014”, advierte el promotor de la iniciativa y propietario de B-ONE Palau de Mar Espai Gastronòmic, Andrea Funari.

Según los hosteleros, la regulación de esta cláusula tanto en el Código Civil como por decreto supondrá poder evitar la intervención masiva del Estado en materia contractual y contribuirá a erradicar la inseguridad jurídica que podría generarse si la regulación quedara a merced de los órganos jurisdiccionales. Defienden que todo lo anterior favorece tanto al arrendatario como al arrendador, ya que, por una parte, se asegura que el empresario pueda retomar su actividad y, por la otra, se garantiza que el tenedor del local podrá seguir cobrando las rentas en las debidas proporciones. Además, señalan que los beneficios que surjan de dicha regulación también tendrán un impacto positivo en otras relaciones jurídicas al margen del alquiler.

Por otro lado, los hosteleros solicitan que el Gobierno fomente planes de medidas de apoyo directo al sector. Estas medidas podrían tener carácter tributario, como la reducción del IVA o la supresión de cuotas, o podrían revestir la forma de subsidio, como ayudas directas al pago de alquileres. “En una última instancia, exigimos que todas las medidas que se adopten contribuyan a la reactivación económica y a evitar la destrucción del tejido productivo”, explica Funari.

Además, el comunicado recuerda la necesidad de que el Gobierno garantice la posibilidad de continuar en las condiciones que prevé la figura jurídica del “Expediente de Regulación Temporal de Empleo por fuerza mayor” hasta que el que el sector de la restauración dé señales de recuperación en el corto y medio plazo.

Por último, los hosteleros consideran conveniente que el Gobierno se pronuncie sobre los diferentes puntos que han generado inseguridad entre los afectados por lo dispuesto en la publicación del BOE de 3 de mayo. Concretamente, piden:

1.Aclarar quién será el responsable de formar a los empleados para asegurar el cumplimiento de los protocolos sanitarios y que se indique qué tipo de formación será considerada como adecuada o suficiente.


2.Rectificar, a través de parámetros razonables, las medidas de distanciamiento social que proponen una separación de 2 metros entre camarero y cliente, y entre mesas. Consideran que, si vuelven a abrir, han de poder hacerlo porque se cumplen las condiciones objetivas de seguridad sanitaria que les permitan incorporarse con normalidad. “Nos negamos a ser objeto de experimentos sociológicos cuya eficacia no está demostrada y cuya ejecución es prácticamente imposible”, advierte Funari.

3.Asegurar que la reapertura de los locales de negocio coincida con la plena recuperación de la movilidad por parte de los ciudadanos, sin franjas horarias.
Twittear Crear PDF para esta noticiamodo impresión
Posted on Thursday 07 May 2020 - 17:00:00 in Varios by Director